Antes de comenzar debes saber que las bancadas para la sala de espera son muy importantes. No debes tomar la decisión a la ligera. Hay que estudiar el ambiente, la decoración, la comodidad y también el mensaje que quieres transmitir. Las sillas para la sala de espera son un elemento más de la oficina. Transmiten información sobre quién trabaja en ella y la finalidad de la misma.

Ahora que ya tienes claro este primer punto, comenzaremos a hablar detenidamente sobre las diferentes opciones con las que cuentas.

¿Qué son las bancadas para sala de espera?


Las bancadas para la sala de espera son los asientos en los que van a estar sentados nuestros clientes antes de entrar en nuestra consulta. Por lo tanto, hay que evaluar el espacio con el que se cuenta y qué se quiere transmitir. Otros aspectos que se deben tener en cuenta son la ergonomía y la comodidad. Hay que tener en cuenta cuánto tiempo van a pasar los clientes esperando y que también se pueden incluir como complemento para las mesas para la sala de reuniones.


Características para escoger los bancos para la sala de espera

Espacio amplio o pequeño

Debes tener este punto en cuenta a la hora de cómo decorar una sala de descanso. Por ejemplo, si se cuenta con poco espacio lo mejor es optar por sillas de confidente. De esta forma se adaptarán cómodamente a la habitación o estancia, pudiendo cambiarse de un lugar a otro. Por ejemplo, suelen adquirirse sillas para la sala de espera de una consulta privada, pero para un hospital son mejor los bancos largos.

Si contamos con un espacio amplio lo mejor es optar por las bancadas de sala de espera. Estas son tiras largas de asientos unidos entre sí. La mayoría no se mueven, permanecen anclados al suelo y permiten que la estancia se quede igual durante el paso del tiempo.


Mensaje a transmitir

Si somos una empresa de abogacía seguramente querremos transmitir rectitud y sencillez. Así que lo mejor será optar por sillas simples, en blanco y negro o tonos neutros. Las consultas de médicos y otros especialistas suelen contar con este mismo diseño.




No obstante, si tenemos una empresa gráfica o una escuela con niños, lo mejor es optar por colores más vivos. Por ejemplo, verdes, naranjas, amarillos, rosas… una combinación de todos los tonos que nos gusten. De esta forma transmitimos energía y que los clientes comiencen a empatizar con el lugar.



La sala de espera cuenta un mensaje mucho más claro del que a veces se piensa. Forma parte del mensaje del centro u oficina en el que se encuentre, así que hay que cuidarlo.

¿Cómo crear una sala de espera confortable?


Si lo que deseas es crear una sala de espera confortable y atractiva, lo mejor es comprar sillones de sala de espera como la silla confidente. Encontrarás diseños muy distintos. Algunos son de estilo retro, vintage, con colores neutros o muy vivos. Puedes optar por colores en blanco y negro en los sillones de sala de espera y pintar una pared de un color vivo como, por ejemplo, el naranja.


Es fundamental tener en cuenta la decoración. Puedes colocar alguna planta o algún detalle como una lámpara de suelo que aporte un toque de luz diferente.



Al lado de las sillas de espera para una oficina también puedes poner una máquina de café o un dispensador de agua. De esta forma las personas que estén esperando podrán tomar algo y se sentirán más cómodas. Es solo un pequeño detalle que marca la diferencia del resto de la competencia. Te aconsejamos tenerlo en cuenta.

Luz natural vs artificial


Si la sala de espera está en frente de la recepción te aconsejamos separarla con algún elemento. Puede ser una mampara de cristal, con un diseño de metal o un elemento decorativo en madera. Hay oficinas que optan por poner alguna maceta o plantas en medio de una estructura.

No obstante, si la habitación es cerrada es conveniente intentar que entre luz natural. Si el espacio es cerrado y no está abierto al exterior se puede poner una pared de cristal para ganar amplitud. Recordad también que los elementos claros proporcionan luminosidad y parece que el espacio es más grande.

Lo importante es que seas un poco creativo y aprendas a definir bien los espacios, las sillas y las bancadas siempre te ayudarán con el diseño final.